Astronomía, Astrología y Religión


En el artículo anterior tratamos ya algunos conceptos de Astronomía, ahora voy intentar aplicarla un poco a la astrología, primero, entendamos ambos conceptos:

  •  La astronomía estudia los cuerpos celestes del  Universo, incluidos los planetas y sus satélites, los cometas y meteroides, las estrellas y la materia interestelar, los sistemas de materia oscura, gas y polvo llamados galaxias y cúmulos de galaxias, por lo que estudia sus movimientos y los fenómenos ligados a ellos.
  •  La astrología proviene de la palabra "aster" que significa estrella y de "logos" que significa palabra, expresión.

Así que, etimológicamente, podríamos decir que el astrónomo estudia todos los cuerpos celestes y el astrólogo estudia el lenguaje de esos cuerpos celestes, lo que ellos "nos dicen" a nosotros, también podríamos entenderlo como la forma de interpretar de una forma naturalista lo que significan esos movimientos celestes y su incidencia en nosotros y la sociedad.

Y a estas alturas todo el mundo sabe que todo es energía, y que todo lo que nos rodea se conecta de alguna forma y esta interrelacionado, como vimos en el anterior artículo,  los planetas están dentro de la órbita del Sol, y siguen un ritmo concreto y perfecto de forma constante, lo mismo ocurre con la luna girando alrededor de la tierra, así, día tras día, año tras año, continuamente.

Según los científicos el Sol tiene una vida actual de  4650 millones de años y podría vivir otros 5500 millones más. Después, comenzará a hacerse más y más grande, hasta convertirse en una gigante roja. Finalmente, se hundirá por su propio peso y se convertirá en una enana blanca,  que puede tardar un billón de años en enfriarse, así que, visto así, la vida en la tierra se acabaría extinguiendo  tal y como la entendemos hoy.

Se habla mucho de la veracidad o no de la influencia de otros planetas y cuerpos celestes en nuestra vida en la Tierra,  y es que, efectivamente, hay influencia, porque como podemos ver hay un orden cósmico asombroso, y al igual que si tiras una pelota a la pared y rebota, los
planetas, satélites, estrellas  con sus movimientos en el Universo crean efectos carambola. Lógicamente cuanto mas cerca esté algo de nuestro planeta mas influye, y a la inversa, pero no podemos decir que no hay una influencia, porque aunque sea muy leve, tenue,
imperceptible, existe, y esto es científico.

Donde se produce la confusión es en el sentido de si el destino esta ya marcado de antemano, si nada de lo que ocurre y nos pasa puede cambiarse, en mi opinión, la astrología en sí es determinista pero dentro de ese determinismo hay un campo de acción y de libre albedrío que podemos manejar, porque, lógicamente, nosotros también somos energía y podemos provocar efectos en lo que nos rodea. Y aquí es donde entra en juego el libre albedrío y la fuerza de nuestro pensamiento, de nuestras acciones, para modificar determinados hechos.  

Por otro lado, ¿Cual es el lenguaje del astrólogo?  Como sabemos el astrólogo también observa los cuerpos celestes, al igual que el astrónomo, pero lo que hace el astrólogo es interpretar ese movimiento de tal forma que a movimientos similares ocurren acontecimientos similares, y esos acontecimientos se reflejan en nuestra vida cotidiana y entorno de una forma concreta,  a esa conclusión se llega porque simplemente se han observado en el pasado, y ocurre que cuando se vuelven a repetir traen acontecimientos y situaciones de igual simbología.

Se podría entender entonces que la astrología es una ciencia naturalista, es decir, una ciencia que se encarga de estudiar la naturaleza, como principio de la realidad, y por ello es humanista, porque los humanos formamos parte de esa naturaleza.  Por ello, se sale de todo concepto sobrenatural, o fuera de la realidad, en contra de lo que mucha gente piensa.

 Otra cosa es que como humanos que somos, tengamos nuestra propia concepción filosófica de la vida,  y apliquemos esa ciencia naturalista a
nuestras creencias religiosas, por ejemplo, de la índole que sean. Por ello la astrología no excluye la religión, ni debería asociarse a la misma, debe de ir
aparte.  Por eso para un católico, por ejemplo, la astrología no debe ser entendida como un atropello a su fe, sino que en ese caso el católico debe ver la astrología como una forma de conocimiento de la naturaleza, en su caso, y por sus creencias, creada por Dios ( es decir, que para el católico el principio de la realidad es Dios, no la propia naturaleza, y Dios crea esa naturaleza que intentamos interpretar mediante la astrología) Para entender esto nos vamos a la Biblia, no hace falta buscar mucho, porque toda la Biblia es pura astrología, pero si empezamos por el Génesis, el principio de la creación, dice:

En el principio creó Dios el cielo y
la tierra. 2 La tierra era caos y vacío, la tiniebla cubría la faz
del abismo y el espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las aguas.

3 Dijo Dios:

-Haya luz.

Y hubo luz. 4 Vio Dios que
la luz era buena, y separó Dios la luz de la tiniebla. 5 Dios llamó
a la luz día, y a la tiniebla llamó noche. Hubo tarde y hubo mañana: día
primero.

6 Dijo Dios:

-Haya un firmamento en medio de las
aguas que separe unas aguas de las otras.

7 Dios hizo el firmamento y separó las aguas de debajo del firmamento de
las aguas de encima del firmamento. Y así fue. 8 Dios llamó al
firmamento cielo. Hubo tarde y hubo mañana: día segundo.

9 Dijo Dios:

-Que se reúnan las aguas de debajo del
cielo en un solo lugar, y aparezca lo seco.

Y así fue. 10 Llamó Dios a
lo seco tierra, y a la reunión de aguas la llamó mares. Y vio Dios que era
bueno.

11 Dijo Dios:

-Produzca la tierra hierba verde,
plantas con semilla, y árboles frutales sobre la tierra que den fruto según su
especie, con semilla dentro. Y así fue. 12 La tierra produjo hierba
verde, plantas con semilla según su especie, y árboles que dan fruto con
semilla, según su especie. Y vio Dios que era bueno. 13 Hubo tarde y
hubo mañana: día tercero.

14 Dijo Dios:

-Haya lumbreras en el firmamento del
cielo para separar el día de la noche, y que sirvan de señales para las
estaciones, los días y los años; 15 que haya lumbreras en el
firmamento del cielo para alumbrar la tierra.

Y así fue. 16 Dios hizo las
dos grandes lumbreras -la lumbrera mayor para regir el día, y la lumbrera menor
para regir la noche- y las estrellas. 17 Y Dios las puso en el
firmamento de los cielos para alumbrar la tierra, 18 para regir el
día y la noche, y para separar la luz de la oscuridad. Y vio Dios que era
bueno. 19 Hubo tarde y hubo mañana: día cuarto.

20 Dijo Dios:

-Que las aguas se llenen de seres
vivos, y que vuelen las aves sobre la tierra surcando el firmamento del cielo.

21 Y Dios creó los grandes cetáceos y todos los seres vivos que serpean y
llenan las aguas según su especie, y todas las aves aladas según su especie. Y
vio Dios que era bueno. 22 Y los bendijo Dios diciendo:

-Creced, multiplicaos y llenad las
aguas de los mares; y que las aves se multipliquen en la tierra.

23 Hubo tarde y hubo mañana: día quinto.

24 Dijo Dios:

-Produzca la tierra seres vivos según
su especie, ganados, reptiles y animales salvajes según su especie.

Y así fue. 25 Dios hizo los
animales salvajes según su especie, los ganados según su especie y todos los
reptiles del campo según su especie. Y vio Dios que era bueno.

26 Dijo Dios:

-Hagamos al hombre a nuestra imagen,
según nuestra semejanza. Que domine sobre los peces del mar, las aves del
cielo, los ganados, sobre todos los animales salvajes y todos los reptiles que
se mueven por la tierra.

27 Y creó Dios al hombre a su imagen,a imagen de Dios lo creó;varón y
mujer los creó.

28 Y los bendijo Dios, y les dijo:

-Creced, multiplicaos, llenad la
tierra y sometedla; dominad sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos
los animales que reptan por la tierra.

29 Y dijo Dios:

-He aquí que os he dado todas las
plantas portadoras de semilla que hay en toda la superficie de la tierra, y
todos los árboles que dan fruto con semilla; esto os servirá de alimento. 30
A todas las fieras, a todas las aves del cielo y a todos los reptiles de
la tierra, a todo ser vivo, la hierba verde le servirá de alimento. Y así fue.

31 Y vio Dios todo lo que había hecho; y he aquí que era muy bueno. Hubo
tarde y hubo mañana: día sexto.

2,1 Y quedaron concluidos el cielo, la tierra y todo su ornato. 2 Terminó
Dios en el día séptimo la obra que había hecho, y descansó en el día séptimo de
toda la obra que había hecho.

En fin, si nos ponemos a leerlo con atención, para el católico la creación entera, el firmamento, las estrellas, las "dos lumbreras" (sol y luna) fueron creadas por Dios ¿En que se contradice esto con la astrología? En nada, absolutamente en nada. La astrología no tiene nada de sobrenatural ni de fuera de la realidad, habla de la naturaleza, del Universo, y del movimiento de los astros y usamos un lenguaje para expresarlo. Un católico por tanto, debería de entender entonces la astrología como una herramienta que Dios pone a su servicio para entender sus mensajes, porque esa Astrología, ese conocimiento de la naturaleza, ha sido creada por el.  En cuanto al determinismo de la Astrología, si nos vamos al final de la Biblia, al Apocalipsis, el fin de los tiempos, se dice, por ejemplo, todas estas frases:

"Y hubo truenos y relámpagos y terremoto "

"Tocó el 3º ángel, se desplomó del cielo una estrella, ardiente como una antorcha "

" Tocó el 4º ángel m y fue azotada la tercera parte del Sol, la tercera parte de la luna y
la tercera parte de las estrellas.  De modo que se oscureció la tercera parte de cada uno de ellos, el día perdió la
tercera parte de su brillo y otro tanto la noche."

"Tocó el quinto ángel, y entonces ví una estrella que había caído del cielo a la tierra " 

"Ví otro ángel poderoso, su rostro era como el Sol y sus piernas como columnas de fuego "

"Ví luego cielo nuevo y tierra nueva "

 La Biblia ya nos habla de algo que pasará, de algo que ocurrirá (cierto determinismo) y todo usando alegorías con acontecimientos naturales y vinculados al firmamento, y en ese sentido, la Astrología nos describe esos tiempos y esos cambios naturales con la simple observación de las estrellas, y la Astrología, como tal, no entra a determinar si Dios es principio y fin de las cosas, pero para el que sea católico, la Astrología puede ser una herramienta para entender los designios de Dios, puesta a su servicio, y lo importante aquí es realmente el uso que se haga de ella y como se use. De hecho, para un  astrólogo creyente la 2º llegada del hijo de Dios, por ejemplo, no se podría determinar mediante la Astrologia, porque si sigue las enseñanzas del Nuevo Testamento se refñeja claramente en sus textos que eso sería por voluntad de Diós,  se refleja claramente aquí :

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre. 37Pero como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre, 38pues como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del hombre. 40Entonces estarán dos en el campo: uno será tomado y el otro será dejado. 41Dos mujeres estarán moliendo en un molino: una será tomada y la otra será dejada. 
    

42»Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43Pero sabed esto, que si el padre de familia supiera a qué hora el ladrón habría de venir, velaría y no lo dejaría entrar en su casa. 44Por tanto, también vosotros estad preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora que no pensáis.


Y para aquel que no profese ninguna fe, simplemente es una herramienta para entender el acontecer de la naturaleza, considerando a ésta como principio de las cosas, sin entrar en más juicios de valor.

Y respecto a los astrólogos, hay de todas las posturas y creencias, pero hay uno muy famoso que se profesa creyente (nacido en Mayo de 1955, London) " John Frawley " tal y como lo expresa repetidamente en su libro de " la verdadera Astrología "  para él la Astrología es una " Ciencia sagrada" porque viene de Dios, y dice por ejemplo, en alguna de sus frases:

"El objeto de la Astrología es una mayor comprensión de lo divino, de la creación y del lugar que el ser humano ocupa en ella"

 "La astrología, no menos que la fisión nuclear, puede ser empleada equivocadamente, si obstaculiza la fe del hombre o hace que éste abandone su fe, es perniciosa, pero si le lleva a avanzar por el camino recto, es una bendición. Si la astrología misma o cualquiera de sus elementos se interponen entre el hombre y Dios, está siendo mal utilizada, porque en sus enseñanzas está implícito que todo el poder es de Dios y que todas las cosas  están sometidas a su voluntad "   


Fdo; Lourdes Muñoz, 26 de Abril  de 2014, Astro& Ideas.