Aplicaciones de la Astrología para modificar nuestra vida.

18.03.2015 20:43

Voy a tratar de dar mi perspectiva en este asunto, teniendo en cuenta que, como Astróloga, o  al menos estudiante de Astrología, observo que muchos de los acontecimientos que nos pasan se pueden predecir, entonces ¿Existe el libre albedrío?

 Es la eterna pregunta,  pues bien, en mi opinión todo es modificable, todo.(otra cosa es que esté en nuestra mano hacerlo, y no en la de otro).  Muchas de las interpretaciones que damos cuando observamos una carta, que pretenden ser un pronóstico, no son más que ciertas consecuencias de determinados estados previos que, si no se cambia de dirección, llevan a lo mismo, por lo que podríamos decir que el libre albedrío esta ordenado, pautado,sigue un orden y una estructura bien definida hasta que se decide que vaya por otro orden y otra estructura bien definida diferente. Sería así de sencillo.

La Astrología nos sirve, en cierto modo, para hacer plenamente consciente todo lo que somos y tenemos
olvidado y, en base a ello, decidir modificar lo que queremos, en el momento en el que entendemos quienes somos, podemos cambiarlo, si no sabemos quiénes somos, si vamos a ciegas, actuando a impulso y sin patrones definidos, entonces viene el caos y la confusión, y parece que la vida se nos va de las manos y el
destino actúa por nosotros.

Pero en la vida nos relacionamos con multitud de personas, todas tienen sus propias decisiones, algunas más  libres que otras, y la interrelación con ellas hace que, en las ocasiones en que los objetivos de uno con respecto a los de otro sean encontrados, las cosas salgan de otro modo, o como quiere el otro, y a veces ocurrirá al contrario, que tiene más peso lo que nosotros hacemos, y eso es así, desarrollar por tanto nuestra propia fuerza interior es clave para sacar buen provecho de esto.

El modelo topográfico de Sigmund Freud hablaba de tres estados psíquicos, el estado consciente, el estado
subconsciente y el estado inconsciente. 

El estado consciente es todo aquello que nos pasa o que hemos experimentado o estamos experimentado y que podemos describir sin esfuerzo, es la mente lógica y racional.

El estado subconsciente son aquellos recuerdos, impresiones, o patrones de comportamiento automatizados que salen sin pesar, que están ahí y que si prestamos atención a ello podríamos recordarlos, haciendo un esfuerzo.

El estado inconsciente  son aspectos de nosotros mismos que desconocemos, que también están ahí y que conforman 6/ 7 partes de nuestra mente,  como puede ser la supervivencia, el respirar, el cerrar los ojos cuando pasa algún objeto por nuestra cara, o el  cubrirnos la cara  instintivamente cuando nos sentimos amenazados, muchos de esos patrones de comportamiento son colectivos, o lo recibimos de nuestra herencia genética, están ahí ocultos y ni siquiera sabemos muchas veces cuáles son.

Pues bien, el estudio de la carta astral permite hacer consciente todo lo que somos hoy, nuestros recuerdos, y la herencia  que llevamos a cuestas, es una herramienta maravillosa de auto-conocimiento y de entendimiento, y el propio conocimiento de quienes somos es el que nos hace modificar lo que no nos gusta de nuestra vida, porque si no lo sabemos, si no hemos " hecho consciente"  todo aquello que somos, no disponemos de
herramientas para cambiarlo, porque no entendemos con claridad que es lo que hay que cambiar.  Y lo que ocurre entonces es que al no entender quiénes somos, nos convertimos entonces en marionetas del destino, y entonces, las cosas ocurrirán como estaba previsto., que no es otra cosa que lo que tiene que ocurrir en función de cómo actuamos hoy, totalmente previsible porque no somos capaces cambiarlo.

Supongamos un determinado aspecto en nuestra carta, por ejemplo, Neptuno tenso y debilitado en la 6, esa posición puede traer enfermedades raras y sin diagnosticar, que dependen del medio ambiente, del entorno en el que estamos, de las bacterias, así como desarrollo celular desordenado ( por ejemplo el cáncer)   Si
hacemos consciente esa posición, si la sabemos, entonces buscamos nuevas vías de salida de ese mismo aspecto, como pueden ser otras definiciones de esa posición como hacer un trabajo de servicio a la sociedad en forma de voluntariado, o dedicar nuestro trabajo diario y rutinario a un laboratorio de investigación, o hacernos detectives privados o espías, o trabajar con líquidos, en fin, un sinfín de salidas que lo único que tienen que hacer es activarse de otra forma," hacerse conscientes en nuestra vida"  para que la enfermedad no aparezca, o incluso,no evolucione y se desarrolle.  Ya que el aspecto ha de manifestarse de algún modo.

Por tanto a través de la astrología podemos hacer conscientes todos esos recuerdos y comportamientos
automatizados, toda esa memoria colectiva, los sacamos a la luz, para poder posteriormente sacarle utilidad a ello y desarrollarlos de una forma más positiva y realizadora para nosotros mismos.